«

»

Cómo manejar la frustración de un resultado negativo.

Dra. Lucy Coleman

image001

En ocasiones nos preguntamos el por qué tenemos que pasar por situaciones difíciles que nos retan en nuestras vidas. Nos llenamos de expectativas que superan nuestra realidad, y nos cegamos en la esperanza de que las cosas deben salir como queremos. Asumiendo esto estamos empeñados en el hecho de que si no salen como queríamos es que alguien tiene la culpa.

La Dra. Navarro escribió un artículo muy interesante hace unos años titulado: “Aún no tienes hijos?, De quien es la culpa?”. Este artículo engloba muchos de los sentimientos que enfrentan los pacientes a diario. La culpa, la desesperanza, el fracaso, la frustración, el miedo, la duda, el desconocimiento, la incertidumbre, la impotencia, la rabia; todos son sentimientos basados en expectativas de que tenemos que ser padres a costa de todo y como sea.

Es importante que los pacientes se encuentren en un estado de tranquilidad para realizar toda esta serie de procedimientos que engloban la medicina reproductiva. Ya hemos comentado en muchas ocasiones que son cada vez mas las parejas que requieren de fertilización asistida, y estudios serios realizados en un buen número de pacientes concluyen que el stress es una de las mayores causas que contribuyen a la disminución en la fertilidad (http://www.asrm.org/FACTSHEET_Stress_and_Infertility).

image003

image005
Imagen cortesía del National centre for Woman´s Health – USA

image007

Por este motivo, todo paciente que acuda a estos procedimientos necesita sentirse bien consigo mismo, preparado para cualquier noticia positiva o negativa que impacte su vida, y capaz de asimilar, entender y aceptar los resultados obtenidos. Esta no es una tarea fácil, pero es posible lograrla si se trabaja en función a ello.

No todos los procedimientos de reproducción asistida son exitosos. De hecho, ni siquiera la clínica mas exitosa del mundo puede ofrecer mas de un 50% – 60% de tasa de éxito (asrm.org 2014). Por lo tanto, tenemos que trabajar comenzando con este porcentaje y el mismo va a subir o bajar dependiendo de cada paciente, cada caso particular, y de los factores asociados.

Cuando los pacientes son sometidos a procedimientos de este tipo, no es recomendable que se encuentren bajo presiones familiares, personales, problemas sentimentales, stress, problemas económicos, etc.

image009

Los problemas económicos conllevan a un aumento en las expectativas y la necesidad de tener resultados positivos. Estos pacientes que invierten todo el dinero que tienen y hasta el que no tienen, son la mayoría de los que tienen mayor ansiedad y sufren de frustraciones si no obtienen resultados positivos. Estos pacientes usualmente necesitan de un culpable, y pueden proyectar sus frustraciones hacía su pareja, familiares, amigos e incluso su médico tratante. Sienten que fueron traicionados y que todo lo que se le haya realizado no fue de calidad, no recibieron el trato adecuado, no tuvieron información suficiente y que su médico no se interesó por ellos y su problema. Es difícil lidiar con los sentimientos negativos, pero es necesario hacerlo. Como pacientes que somos de fertilidad necesitamos demostrar un nivel de madurez espiritual, personal y profesional digno de admiración. Después de todo cada paciente se encuentra especialmente en búsqueda de ayuda, y la misma viene condicionada al hecho de que resulte positiva o negativa. Sería maravilloso si cada vez que necesitáramos ayuda la encontráramos con resultados totalmente positivos, quizás entonces no tendríamos nada que aprender en nuestro paso por la vida.

Siempre he comentado que me parece admirable como la mayoría de los pacientes que hemos conocido tienen la inmensa capacidad de comprender, entender y razonar todos los eventos y escenarios que se nos presentan. La mayoría tienen un poder inmenso de regeneración y de lucha, y esto es sumamente admirable. Y lo comento como paciente de fertilidad que he sido, así como profesional.

También vemos los casos de pacientes a quiénes se les dificulta muchísimo asimilar los resultados, y que aún recibiendo la orientación adecuada se mantienen en una posición de ensimismamiento y se cierran a escuchar explicaciones de quien quiera que sea. Estos casos son totalmente comprensibles y solo es cuestión de tiempo para que el paciente asimile y decida los pasos a seguir, ya sea intentarlo nuevamente o seguir adelante con su vida sin el bebe. He visto pacientes que se alejan y vuelven luego de años de haber analizado todo con calma. Por ello, los sentimientos de los pacientes son muy importantes para todos los que trabajamos en esta área, porque sabemos las implicaciones psicológicas de estos procedimientos.

A todos los pacientes les comunico que los admiramos enormemente por su decisión de entrar en este mundo, que sabemos que no es fácil de entender, pero que también sabemos que ustedes hacen lo posible por interactuar en cada paso. No se desanimen por los resultados, piensen en positivo, visualicen, piensen en grande, relájense y fluyan con los eventos de una forma lo mas natural posible. Prepárense para las adversidades y prepárense para las noticias desagradables, pero también prepárense para las agradables y para los resultados positivos. La visualización es muy positiva si pensamos en grande y si nos imaginamos formando esa familia que tanto buscamos. No es una tarea fácil, pero es una tarea posible. Se requiere que confíen en su equipo que los está tratando, que confíen en su clínica y en todo lo que debe realizarse para aumentar las posibilidades de éxito. Si no existe esa confianza entonces probablemente es porque no es el sitio adecuado para ustedes. Busquen hasta encontrar el sitio donde se sientan a gusto, confiados, seguros y que sienta el feedback con su médico que los haga abrirse mas en la confianza del tratamiento que van a realizarse. Escuchen bien toda la información, lean bien las indicaciones y los consentimientos que deben firmar donde se encuentra mucha mas información detallada acerca del procedimiento, realicen preguntas para que aclaren dudas, escríbanlas si es necesario, coordinen sus finanzas para que no tengan que estar corriendo a última hora y generando stress en sus organismos, bajen un poco la cantidad de trabajo durante esos días. Finalmente cuando comiencen con su proceso abran sus corazones y su mente para que todas las energías positivas posibles fluyan dentro y alrededor de ustedes, de esta forma van a transmitir esta energía a sus futuros bebés.

Visualicen!

image011

Lucy Coleman



Si el contenido de nuestra Web te ha gustado y te ha sido de utilidad, te agradecemos que lo compartas a través de las redes sociales