«

»

¿Cómo puede afectar nuestro estilo de vida el conteo espermático?

Autor: Moisés Gamero. Andrólogo

image001Mucho se ha escrito sobre como el estilo de vida puede afectar la calidad del semen, principalmente disminuyendo la cantidad de espermatozoides producidos y su movilidad. Diversos esfuerzos, llevados a cabo por especialistas en fertilidad de diferentes partes del mundo, se han orientado a evaluar los efectos del cigarrillo, alcohol y otras drogas en el semen. En líneas generales las conclusiones de estos estudios destacan como el estilo de vida puede incrementar significativamente el riesgo de sufrir algún tipo de infertilidad. Existen cinco factores que tienen un potencial efecto sobre la calidad del semen, a los cuales los médicos recomiendan poner especial atención si se desean atacar problemas de infertilidad masculina; estos factores son: consumo excesivo de alcohol y cigarillos, uso de ropa interior muy ajustada, sobrepeso (con índices de masa corporal superiores a 29) y el uso de drogas recreacionales (esteroides, cocaína u otras “drogas duras”). Son ampliamente conocidas las consecuencias nocivas del consumo de drogas y sobrepeso en el organismo; los testículos, fuente de los espermatozoides, no se escapan de los efectos deletéreos de un estilo de vida poco saludable.

image003Aunque se han realizado un gran número de estudios en este campo, hasta la fecha no se ha observado una disminución considerable en la cantidad y movilidad de los espermatozoides producidos por hombres con estilos de vida poco saludables. Por lo tanto los parámetros medidos habitualmente en un espermograma común, como cantidad de espermatozoides y movilidad, solo se verán ligeramente afectados. Esto puede llevar a pensar que no existen motivos para cambiar el estilo de vida a uno considerablemente más sano, sobre todo si se busca combatir la infertilidad masculina. Los malos hábitos de vida afectan parámetros de los espermatozoides que no son medidos de manera rutinaria. Si bien se conoce poco sobre el efecto del alcohol, cigarrillo y otras drogas sobre el ADN de los espermatozoides, está claro que estas sustancias afectan la calidad del material genético. Por lo tanto es muy probable que un estilo de vida poco saludable tenga una gran repercusión sobre variables que no son medidas de manera habitual en un espermograma y que tienen estrecha relación con la fertilidad. Es decir, aunque el número y calidad de espermatozoides producidos no se ve gravemente alterado y puede en ocasiones estar dentro del rango de valores considerados “normales”, ello no implica que no exista algún tipo de infertilidad, esto se debe a que los efectos de un estilo de vida poco saludable, en ocasiones no pueden ser observados por el microscopio. No los vemos con facilidad pero no quiere decir que no estén ahí.

image005Es larga la lista de los efectos negativos sobre el organismo producto de hábitos de vida poco saludables, que comprenden: consumo en exceso de alcohol y cigarrillos, sobrepeso y uso de drogas recreacionales. La infertilidad es uno de los tantos riesgos que se corren al tener este estilo de vida. Por lo tanto sobran las razones para llevar una vida saludable y sin excesos.





Si el contenido de nuestra Web te ha gustado y te ha sido de utilidad, te agradecemos que lo compartas a través de las redes sociales