«

Coronavirus y embarazo

Por: Dra. Carmen Navarro.

 image001

El embarazo, es una condición que produce una serie de cambios fisiológicos en el organismo de la mujer, muchos de los cuales la hacen mas susceptible a infecciones de todo tipo, especialmente las respiratorias. Por eso hoy nos ocupamos de todo lo que tiene que ver con el embarazo y el coronavirus.

El 7 de enero del 2020 se identificó́ un nuevo coronavirus, el SARS-CoV-2, la cual se ha denominado como COVID-19, identificado como agente causal del brote originado en Wuhan, china.

La rápida diseminación alrededor del mundo de la infección por COVID-19 es un gran problema de salud pública, que ha sido clasificada como una pandemia según la organización mundial de la salud (OMS).

Las mujeres embarazadas, no parecen ser mas susceptibles a las consecuencias de la infección por COVID-19, en comparación con la población general, pero, sabemos, que, durante el embarazo, los cambios fisiológicos podrían representar un factor determinante entre la embarazada y el coronavirus.

¿COMO SE TRANSMITE EL CORONAVIRUS?

image003 

 

La información disponible sugiere que la infección es zoonótica (es decir que la transmiten los animales o puede ser transmitida de humano a humano), pero se desconoce la fuente exacta. Se ha demostrado que la mayoría de los casos la vía de transmisión de la infección es persona-persona por gotas respiratorias y contacto directo con secreciones respiratorias, que se encuentran en superficies inertes que son contaminadas por las personas infectadas. Recientemente han aparecido casos en Europa donde no hay contacto con personas infectadas. Lo que sugiere que el virus se extiende fácilmente a través de vías como oro-fecal y contacto con superficies contaminadas, por eso, se dice que una de las principales medidas es el lavado constante de las manos.

¿ES POSIBLE TRANSMITIR EL CORONAVIRUS A MI BEBE?, PRODUCE ABORTOS O PARTOS PRETERMINOS LA CONTAMINACIÓN CON EL CORONAVIRUS?  

 image005image007

 

Según la Fundación Internacional de Medicina Materno Fetal – FIMMF www.maternofetalla.com , la preocupación en mujeres gestantes es el riesgo de transmisión vertical, que hasta el momento no se ha logrado confirmar en ningún caso, se han hecho diversas publicaciones en las que se han tomado muestras del líquido amniótico, cordón, placenta, leche materna y secreciones orofaríngeas del recién nacido en las que en ningún caso se ha podido aislar el virus, hasta el momento no se ha documentado transmisión vertical. No hay datos sobre el resultado perinatal cuando la infección se adquiere en el primer y el segundo trimestre del embarazo y estos embarazos deben controlarse cuidadosamente. No hay datos conclusivos que la infección por Coronavirus en el primer trimestre aumente la probabilidad de aborto. En estudios, de mujeres embarazadas con infección con SARS y MERS no se demostró un aumento en la incidencia de abortos o perdidas gestacionales tempranas o tardías. En relación a la teratogenicidad asociada a la infección por COVID-19, no se han encontrado casos asociados. Si suponemos que no existe transmisión vertical, la probabilidad de anomalías congénitas es absolutamente improbable. En cuanto al parto pretermino, se han encontrado casos de nacimientos pretermino en asociación con la enfermedad COVID-19, todos estos casos han estado en relación con la severidad de la enfermedad. Las mujeres embarazadas son más propensas a desarrollar enfermedades graves debido a sus cambios fisiológicos en su sistema inmune y cardiovascular.

¿CUÁNDO SE DEBE HOSPITALIZAR UNA EMBARAZADA QUE HAYA SIDO CONTAMINADA CON CORONAVIRUS?

Es importante que la admisión al hospital se presenta en el día 7 de haber iniciado los síntomas, es donde se empiezan a presentar las complicaciones, el ingreso a la unidad de cuidados intensivos (UCI) es hacia el día 12, es decir se debe realizar una vigilancia estricta entre el día 7 al día 12 ya que es donde más se han visto las complicaciones, como se muestra en la gráfica 1, donde se evidencia la cronología en días desde la aparición de los síntomas y la aparición de complicaciones respiratorias, hospitalización y necesidad de admisión en cuidado intensivo, según los casos reportados. Las gestantes sintomáticas requieren todas las medidas de aislamiento, según sus manifestaciones clínicas y su estado hemodinámico, se definirá la necesidad de asilamiento en casa o hospitalizada, si se confirma la infección es importante la vigilancia del crecimiento fetal.

 image009

 

 

¿CUAL ES EL TRATAMIENTO DE LA EMBARAZADA CON CORONAVIRUS?

Según la Fundación Internacional de Medicina Materno Fetal – FIMMF www.maternofetalla.com, si la gestante es asintomática o con síntomas leves, se indica aislamiento en casa por 14 días, se enfatiza en la vigilancia del crecimiento fetal. Si la gestante es sintomática moderada y/o severa debe hospitalizarse, si el caso es sospecho y/o probable debe realizarse aislamiento, si el caso es confirmado el asilamiento debe ser en habitaciones con presión negativa, con una vigilancia materno fetal estricta, monitorización de signos vitales y de frecuencia cardiaca fetal, ante deterioro clínico materno se deberá clasificar según el q-SOFA para establecer su ingreso a la unidad de cuidado intensivo(UCI), ante falla orgánica y/o estado fetal no satisfactorio, se podría considerar finalizar la gestación. La neumonía viral en mujeres embarazadas se asocia con un mayor riesgo de parto prematuro, restricción de crecimiento intrauterino (RCIU) y mortalidad perinatal. Se han propuesto diferentes manejos para el tratamiento como son, remdesirvir, cloroquina y el uso de lopinavir/ritonavir, el Remdesivir está en estudio, sus resultados serán publicado el 27 de abril del 2020, no tiene clasificación en la FDA para la gestación, el lopinavir/ritonavir y la cloroquina no tienen contraindicación en el embarazo, todas estas propuestas de tratamiento están en fase de estudios, en el momento no hay tratamiento específico para la infección por COVID-19.

 

¿CUÁNDO ESTARÍA PLANTEADO FINALIZAR EL EMBARAZO?

El manejo obstétrico de cada caso debe ser individualizado asociado a variables como la edad gestacional y la vía del parto. De ser necesaria la finalización de la gestación será dependiendo del estado de cada paciente, la mayoría de las infecciones son leves a moderadas, por lo que generalmente no requieren la finalización del embarazo, en casos severos con compromiso de órgano, insuficiencia respiratoria, sepsis severa se debe terminar la gestación teniendo en cuenta factores como la edad gestacional y la viabilidad. La vía del parto es según la condición obstétrica, preferiblemente parto vaginal, es importante que el parto sea atendido en una habitación aislada con presión negativa, el personal que atienda el parto debe llevar equipo de protección adecuada, el cual incluye gorro, gafas, batas antifluido, guantes y el uso de la mascarilla eficiencia N 95. Para reducir el riesgo de transmisión vertical, se recomienda el pinzamiento inmediato del cordón umbilical y evitar el contacto piel con piel. A todos los hijos de madres con casos sospechosos o confirmados de infección por COVID-19 se les deben realizar las pruebas para el diagnóstico en el periodo neonatal inmediato. Se recomienda el aislamiento por separado de la madre infectada y su recién nacido durante 14 días. Sin embargo, la separación preventiva de rutina de una madre y un recién nacido sano no debe realizarse a la ligera, dados los posibles efectos perjudiciales sobre la alimentación y el vínculo materno. Sugerimos que las mujeres y los bebés sanos, que de otro modo no requieren atención neonatal, se mantengan juntos en el período posparto inmediato. Hay que evaluar el riesgo/beneficio en cada situación.

¿SE PUEDE AMANATAR AL BEBE SI LA MADRE FUE DIAGNOSTICADA DE CORONAVIRUS?

Aun sabemos poco sobre el coronavirus, no hay evidencia escrita de que exista la transmisión del virus de la madre al bebe a través de la leche materna, pero como sabemos que es un virus altamente contagioso por medio de gotas de saliva y superficies contaminadas, recomendamos que los bebes no sean amamantados por sus madres, y de ser necesario, que la mama, luego de un rigurosos ase se extraiga la leche con tiraleche y que otra persona alimente al bebe, en este caso, las personas que se encarguen de alimentar al bebe deben tomar las previsiones necesarias como: lavarse muy bien las manos, usar mascarilla numero 95 o mascarilla quirúrgica convencional, y ropa de quirófano antifluido.

 

La idea es que la embarazada mantenga la calma, que recuerde que su estado no la hace mas susceptible a complicarse, las embarazadas se encuentran dentro del grupo de menor riesgo, a su favor tienen que son mujeres jóvenes y sanas. Mantener la calma y confiar en su médico tratante puede marcar la diferencia.