«

»

Lograr que el paciente escuche es el reto más grande para el médico en la consulta de fertilidad.

Por Dra. Carmen Navarro.

image001

Aunque ustedes no lo crean, uno de los retos más grandes en la consulta de fertilidad para el medico es “Lograr hacer que los pacientes ESCUCHEN y quitarles todos los MITOS sobre la capacidad de embarazo”. Así como le lees, el paciente de fertilidad, viene cargado de una serie de emociones, sentimientos, metas, proyectos, costumbres y creencias, y la gran mayoría de las veces, lamentablemente con un enorme sentido de negación de su realidad.

Muchas veces nos convertimos en psicólogos, sociólogos, consejeros de pareja, y aun así, no logramos hacer llegar el verdadero mensaje. El año pasado, se publicaron varios estudios sobre gran fenómeno, y uno muy curioso publicado por CNN, menciona 11 mitos de las parejas al acudir a la consulta de fertilidad. Estos son los siguientes:

1. “Él no tiene ningún problema de fertilidad; él ya es padre”
2. “Todas las mujeres en mi familia tuvieron más bebés a los 40 años, así que estoy bien”
3. “Fumo, pero no tengo que dejar de fumar hasta que quede embarazada”
4. “Tenemos relaciones sexuales dentro de las 24 horas después de la ovulación”
5. “No me tengo que preocupar sobre mis óvulos hasta que tenga 40 años”
6. “Hago yoga y ejercicio. Estoy en muy buena forma. La edad no afectará mi fertilidad’
7. “Sé que podríamos llegar a perder peso, pero…”
8. “Solo las mujeres necesitan tomar suplementos antes de un embarazo”
9. “Las ETS (enfermedades de transmisión sexual) afectan mi salud, pero no afectan el intento de tener un bebé”
10. “No importa cuánto café beba”
11. “Tenemos relaciones sexuales todos los días para quedar embarazada más rápido”

Me encanto este estudio, y lo cito; porque es lo que escucho a diario en mi consulta.

El año pasado, se publicó un meta-análisis sobre el perfil psicológico de los pacientes de la consulta de fertilidad, y se buscaba la respuesta al hecho de que muchos centros escribían artículos, sobre lo difícil que se hacía hacer llegar efectivamente la información a los pacientes, todos no volvemos malabaristas, inventamos muchos métodos, talleres pre inducción de la ovulación para pacientes en ciclos de reproducción asistida, inducciones en privada a cada paciente con la enfermera, información escrita y por internet, consultas bien personalizadas, donde nuestros especialistas, dedican su tiempo a escuchar, a explicar, y en algunos casos, como en el mío propio, a dibujar para que la información llegue… lamentablemente, no siempre se logra.

Cuando el resultado es favorable, todo está perfecto, pero cuando la prueba es negativa, la mayoría afirma que nadie les explico. Consultamos varios estudios y especialistas, y lo más relevante, fue conocer, que los pacientes en la consulta de fertilidad, solo escuchan menos del 15% de lo que se les dice, porque ellos, solo escuchan lo que quieren escuchar y no lo que deben, esto se debe , entre otras cosas a un leve trastorno de delirio, el cual es definido por los expertos consultados como:

image003

El delirio es el trastorno básico en el contenido del pensamiento, que puede comprometer incluso el juicio del individuo, pero con la preservación de su capacidad de pensar en forma lógica; los delirios (delusiones) son ideas o creencias falsas (para el entrevistador más no para el paciente) que surgen a partir de diversos procesos patológicos (pobreza intelectual, falta de información y estado de ánimo alterado o negación de la realidad, como en el caso de las mujeres mayores tratando de embarazarse) y que no pueden ser corregidas, pues son irreductibles para el paciente por su convicción y certeza subjetiva. No son de ninguna manera una burla o un engaño del paciente a los que les rodean como lo sugiere el origen latino de la palabra inglesa delude. Para Jaspers (1959) el delirio es una visión alterada de la realidad manifestada siempre como un juicio patológicamente falsificado.

Quiero invitar a mis queridos pacientes, a acudir con confianza a la consulta, a escuchar adecuadamente lo que se les quiere transmitir, a preguntar todo lo que quieran saber, a comprometerse con el proceso y sobre todo a internalizar, que el éxito de estos tratamientos no dependen solamente del médico tratante o del equipo de fertilidad, entran en juego varios factores, y uno de ellos es la edad de los pacientes, la reserva de óvulos y calidad del semen, la capacidad y responsabilidad del paciente para cumplirse los tratamientos, y de la conciencia, de que en ningún lugar del mundo , ningún tratamiento de fertilidad es 100% seguro.

Hablen con su médico, pregunten siempre antes de iniciar sus tratamientos cuáles son sus verdaderas posibilidades, estén conscientes de todo, y de esa manera, todo será más fácil, porque cuando usted conoce realmente sus posibilidades, no existe manera alguna de que se sienta frustrado o engañado.



Si el contenido de nuestra Web te ha gustado y te ha sido de utilidad, te agradecemos que lo compartas a través de las redes sociales